Mundial de Rusia: así rinden los barcelonistas en La Roja

 

Es inevitable comparar a esta España con la de 2010. Siempre que se hable de La Furia Roja, se recordará a aquellos campeones que lograron lo que parecía imposible.

2010 fue un año de gloria para España. Pero sobre todo, para los catalanes.

Una Roja plagada de jugadores del FC Barcelona se presentaba en la Copa del Mundo. Pero no solo eso, los catalanes eran además quienes ponían el ritmo y el estilo de juego de una selección que acabaría siendo la campeona del mundo.

La cereza del pastel la puso don Andrés Iniesta, quien castigó un error y un resbalón de la defensa para lograr que España acábese campeona por primera vez.

Los blaugranas que vistieron La Roja

En aquella oportunidad, jugadores barcelonistas hubo 7 dentro de la plantilla.

Aunque… técnicamente eran 8, eso si contamos a David Villa, quien pasó el reconocimiento medico con el club en el mes de Mayo; antes del inicio de la cita mundialista.

Un repaso muy corto nos deja lo siguiente:

Victor Valdés era el Zamora del momento, duélale a quien le duela, él debía estar presente.

Pedro Rodríguez era muy joven, el Mundial era su primera convocatoria con la selección para una cita no amistosa. A pesar de su Juventud, fue titular en la final ante Holanda.

Piqué y Puyol eran el dúo dinámico. Su entendimiento era colosal en la central de la defensa.

Busquets, Xavi e Iniesta eran un trió que ponía a temblar al mediocentro de cualquier equipo. Xavi era el tiempista del equipo… y del partido. Todo el ritmo pasaba por él.

Sergio tuvo una labor muy interesante tácticamente, una que se mantiene aún hasta estos días. Siempre descargando de primera, haciendo un futbol más simple imposible.

Iniesta… ¡ay Iniesta! El cerebro del equipo, el jugador diferente. No era el más rápido, tampoco el más preciso, el más fuerte ni que hablar; pero sí era el más inteligente.

Hay historias increíbles de aquel día y aquel mundial. Lo que estos “jugones” lograron es increíble… y también es historia.

La España de Rusia

La Roja es una de las favoritas en las apuestas; perfecta para utilizar los códigos de bono de Bet 365 y ganar con ella mucho dinero.

Eso no sucedía en aquella copa de 2010.

Otra cosa que es muy diferente es esta oportunidad es la cantidad de jugadores del Fútbol Club Barcelona.

En esta oportunidad, la participación se ha caído casi a la mitad: de 7 a 4.

Tres de ellos son repitientes de aquella camada historia. Lo más impresionante es que siguen manteniendo su estatus a pesar de todo.

Piqué ha pasado a ser el segundo de Serio Ramos, quien es el capitán de la selección, pero sigue siendo un pilar.

Ni hablar de Busquets, que ha visto pasar a varios a su lado, pero él se mantiene.

Iniesta es simplemente Iniesta, mago a pesar de todo.

El cuarto elemento es Jordi Alba, un rápido lateral que está un poco venido a menos pero su velocidad y automatismos le alcanzan para hacerse con el puesto de titular por el lateral izquierdo.

El cerebro, Andrés Iniesta, jugó 60 buenos minutos; el resto disfrutó de los 90.

Así califican hasta ahora:

  • Iniesta: algunos dicen que está para jugar una hora, pero la verdad es que parece que más para 45 minutos a buen nivel. Tiene la magia y la técnica, pero no el estado físico.
  • Jordi Alba: corrió como pocos, estuvo constantemente en ambas áreas e hizo a su compañero Nacho, quien no tuvo profundidad. No está Messi para que pueda asociarse con él, pero Iniesta (mientras juege) sirve.
  • Sergio Busquets: el encargado de la distribución de juego y también del juego brusco. Fue táctico hasta para las faltas, cortando jugadas importantes.
  • Piqué: un jugador de su experiencia no puede permitirse hacer una falta tan tonta a esa altura y a ese minuto del partido. Sacando esa acción, Piqué lucio como de costumbre.

Los del Barcelona son solo parte del 11 y de la plantilla entera, ganar o perder no pasa por ellos. No obstante, parece que si pueden mejorar para lograr la meta de ser campeones del mundo.

Con Iniesta no hay mucho por hacer, sencillamente que aproveche sus minutos, así como Alba debe aprovechar las subidas.

Busquets que siga siendo él mismo y Piqué que se concentre un poco más.

¡Están para hacer historia nuevamente!

 

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.