YA NO SOY LUNA QUE AGUANTA

YA NO SOY LUNA QUE AGUANTA

Ya no soy luna que aguanta
los desprecios de la noche,
ni miradas  que  me dañen
por capricho de los hombres.

Ya no soy luna que aguanta
las palabras con reproches,
ni los gritos que me lanza
cada vez que se le antoje.

Ya no soy luna que aguanta
el mal humor que desborde
y va buscando la excusa
de no ser conmigo noble.

Ya no soy luna que aguanta
que un hombre  a mí me desprecie,
ni me ofendan sus palabras
con mentiras que se invente.

Yo soy la luna valiosa
y estrellas quieren casarse.
Al descubrir mi nobleza
todas quieren ser amantes.

Qué bonito es que te digan:
¡mi tesoro y mi diamante,
déjame que yo te quiera
y te respete más que a nadie!

Por ser mujer dulce y bella
yo siempre podré mirarte
con ojos que te veneran
por recordarme mi madre.

La mujer es la candela
que en el hogar siempre arde,
y su calor te protege
por quererte más que nadie.

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO. OCTUBRE 2019

One Response to "YA NO SOY LUNA QUE AGUANTA"

  1. Vicent  7 diciembre, 2019

    No me esperaba ver un poema en esta página de noticias locales. Me alegro de haberlo leído y de comprobar que la poesía sigue viva en el pueblo.

    Responder

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.