¿Y por qué no un museo de la Fiesta?

Mi generación -la de la post-guerra- está siendo testigo de un profundo cambio histórico ya que hemos pasado del predominio casi absoluto de las actividades...