·       La presidenta popular señala que la Ley “atenta contra la libertad y supone la muerte de la educación pública y de calidad”

20, noviembre 2020.- La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha señalado que la Comunitat Valenciana ha sido la avanzadilla y el banco de experimentos de la Ley Celaá”.

Bonig ha indicado que “todo lo que lleva la Ley Celaá lo hemos vivido en la Comunitat Valenciana en muchos aspectos, donde hemos sido la avanzadilla y el banco de experimentos de lo que esta ley lleva. Aquí Puig y Marzà ya se ha intentado eliminar la demanda social, se llevaba a cabo el adoctrinamiento y la imposición con la inmersión lingüística con una ley que era un chantaje lingüístico. Fue el PP y diversas asociaciones quienes lo pararon en los tribunales y todo fue tumbado por el TSJCV y ratificado por el Tribunal Supremo”.

La presidenta popular ha mostrado su preocupación por diversas cuestiones de la ley. “Es un atropello a la libertad. Además, me preocupa mucho el nulo poder que se le da a la inspección educativa como contrapoder frente a la arbitrariedad de la administración y de los abusos educativos. En esta Comunitat se está obviando a los altos funcionarios de la inspección. Además, iguala en la mediocridad a los alumnos. En definitiva, es una ley que, como la valenciana, supone la muerte de la educación pública y de calidad”.

En este sentido, la presidenta popular ha anunciado que “vamos a continuar trabajando para hacer de muro de contención contra la ley. Aquí hay 42 sentencias ganadas por las políticas impositivas de Puig y mañana nos reunimos para escuchar a todos los representantes de la comunidad educativa, con sindicatos, con representantes de padres de la escuela pública y concertada, inspectores, y con las asociaciones de la escuela pública”.

Isabel Bonig ha indicado que “defendemos una escuela pública, de calidad, pero sobre todo libre, donde los padres sean libres para elegir el centro, el ideario, y la lengua en la que quieren educar a sus hijos, tanto el castellano como el valenciano, cosa que no respeta la ley Celaá”.

Por último, la presidenta popular ha señalado que “mucha defensa de la escuela pública, pero luego vemos cómo la propia señora Celaá ha llevado a sus hijas a un concertado, bilingüe y de los que diferencian por sexos, en un barrio rico. Igual que otros ilustres miembros del partido socialista”.

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.