Este dissabte passat vaig tindre el plaer de acompanyar a un bon amic en una bona carrera, dos circunstàncies que poques vegades es donen i per això no hi ha que deixarles passar. En la Volta al Terme de Fondeguilla, com no tenia bones sensacions, estava tocat dels bronquios i encara hem feia mal el genoll dels collons, no sabia que fer, i al dir-me Marc que si anavem junts no ho vaig dubtar molt.

Ha escrit una crònica sublime amb tot tipus de detall, deixant-me a mi amb quasi res que contar, tan sols afegir que també estaven amb mi més gent del Papelo i de Canals i L’Alcudia de Crespins, Jesús, Fernando Català i el Macareno, que me consta que van disfrutar i van patir a parts iguals. Micó i Navalón que van acabar sobrats i molt contents pese a lo dura que es la carrereta, i Maset, que dir de este home, primer de veterans, tan sols 12 xiquets van entrar davant d’ell, i això que no tenia bones sensacions.

A continuació transcric la crònica de Marc Antoni Cerdà:

Este Sábado tocaba la carrera más esperada del año, la carrera que más me hace disfrutar por su dureza, el buen trato de su gente y porque trascurre por la montaña donde más me gusta entrenar, esta es la VTF VOLTA AL TERME FONDEGUILLA.
Hoy voy a empezar mi crónica por el final ya que en esta ocasión opino que es más importante los agradecimientos que la carrera en sí.
Como siempre empezar por mi mujer y mi hijo que me ayudan cada día a conseguir lo que me propongo.
Agradecer todo el apoyo que me da ese gran equipo al que tengo la suerte de pertenecer OBJETIVO FINISH, y en especial a esas dos personas que están formando gran parte de mi vida deportiva JOSE RAMON “PERNIL” por toda la labor que está haciendo para que nuestros entrenamientos sean lo más adecuados a cada uno y hacernos ver de lo que somos capaces y al gran PACO “TABASCO” por acompañarme en mis entrenamientos, esas tardes de series donde me ata con una cuerda para que no me desmadre, esas mañanas de montaña que tan bien nos organiza y tanto se preocupa semana tras semana de que estén las sendas en su sitio para que cuando vayamos sea todo perfecto, UN GRAN ABRAZO A TODOS.
Por último el más importante la persona que me metió en este mundo de la montaña y que tanto me enseño el sábado durante la carrera, mi gran amigo ANTONIO REQUENA LOPEZ.
Sábado 30 de Mayo, suena el despertador son las 3:15 de la madrugada después de una semana muy rara he dormido como un tronco, estoy más que preparado para afrontar uno de mis retos “conseguir la VTF en 5 horas”.
Me levanto de un salto y enfilo la cocina a prepararme el desayuno, otra vez como en casi todas las carreras el estómago cerrado sin nada de ganas de comer aun así me tomo un zumo y dos galletas, visita al baño y ya aseado revisión de material, lo tengo todo ya puedo hacer marcha. Llego a Fodeguilla pronto son las 5 menos algo retiro el dorsal, el chip y a tomarme algo al bar, ya que estoy en zona de “CREMAETS” pues uno pa mí, allí empiezo a ver gente conocida, el gran ANTONIO MATA, y a dos conocidos de mi pueblo, una vez liquidado el “cremaet” me dirijo al coche a cambiarme y comenzar a calentar, antes de llegar al coche me encuentro con los PAPELO, y ya me quedo con ellos, subiendo a la salida les comento que voy a calentar un poco, unos 15 minutos calentando y a la salida, nos metemos al corralito y les comento “vamos a ponernos los primeros”, así lo hacemos me coloco en primera línea a empujones con los de Mur i Castell, a falta de dos minutos le comento a mi amigo Antonio: Como vas a hacer la carrera?, me contesta que no lo tiene claro y le propongo hacerla juntos, me contesta OK aunque vas a tener que ir esperándome, jajaja, en ese mismo momento me dio la alegría más grande que podía tener, por fin una de las cosas que más deseaba, hacer una carrera con mi gran amigo.
Faltando 30 segundos nos hacen adelantarnos unos metros y llegar hasta la cinta de salida ahí es cuando le digo a Maset, por favor ponte tú el primero así no te molestare en la salida.
6 en punto comienza la VTF 2015, la estrategia era salir lo más rápido posible y cubrir los 2 primeros km en el menor tiempo así poder entrar a la senda bien colocado y no pillar atasco, JODER de que pasta está hecha la gente que gana las carreras, yo he salido como una bala hago los 2 km a 3:50 y hay más de 50 personas que ya me sacan medio km, nos metemos en la senda y comienza una de las subidas más fuertes el MURO, el nombre lo dice todo, 30 metros de subida y veo a Javi que me adelanta, no lo había podido ver en la salida, le grito pero no me oye, lleva los auriculares puestos, me estiro un poco y le toco la espalda, se gira nos saludamos y le deseo suerte, el ritmo era fuerte y no dio tiempo a nada más, la estrategia era bajar el ritmo en esta subida y empezar a regular hasta encontrarme cómodo, “UNA MIERDA PARA MI”, cuando vas en esos grupos la gente te lleva y una de dos o vas como ellos o te apartas, ni de coña nos íbamos a apartar así que desbocados como dos caballos Toni y yo tiramos para arriba a ver qué pasa.
Una vez coronado el MURO y subiendo a la Penya Migdia me gire y vi que llevábamos pegado a Julia Font, madre mía como corre esa chica, en cuanto pudimos nos apartamos y la dejamos pasar, en ese momento Toni me dijo que a esa marcha bajábamos de las 5 horas seguro, seguimos tirando como bestias por lo menos para mí y cuando llegamos a L´Ereta le dije “esto es flipante, llevamos 58 minutos y ya estamos aquí”, todo estaba pasando demasiado rápido, el corazón me iba por un lado, la respiración por otro, las piernas entre medias y la cabeza ni sabía dónde, le comente “Toni o bajo al 50% o voy a reventar”, me contesto si, vamos a bajar que este ritmo es incluso fuerte para mí, bajamos el ritmo y empecé a darme cuenta de que algo no funcionaba bien, los gemelos eran dos bolas grandes, duras como las piedras que estaba pisando, pensé MIERDA estoy pagando el ritmito del principio, seguí corriendo y decidí tomar un gel a ver si me solucionaba algo. Toni seguía marcando un ritmo bueno y esperándome de vez en cuando, podía aguantarlo aunque era por encima de mis posibilidades pero había que arriesgar.
Un rato después los gemelos se habían relajado, entre que el ritmo era más asequible, que se podía correr y algo que habría hecho el gel todo parecía volver a su sitio. 
En este tramo de la carrera sucedió una anécdota que no quiero dejar sin contar, de repente oímos una voz por detrás “sols aigua, sols aigua, no vuic ningún condumio mes”, era un chaval que a distancia le estaba diciendo a su mujer que cuando llegase a ella le preparase agua como si fuese el mismo KILIAN, se colocó entre nosotros dos y después de beber tiro la botella a la montaña como un bidón de ciclista y volvió a gritar “Víctor, Víctor, que no se quede la botella ahí”, nos miramos y no podíamos aguantarnos la risa, joder esto es tomarse en serio una carrera y lo demás tonterías.
Seguimos adelante y venia la parte donde rodeas Artana y Eslida, estaba corriendo no me lo puedo creer es la primera vez que en esa zona puedo correr, lo comente con Toni y me contesto, “Marc tu cabeza te está diciendo que camines pero no le hagas caso que te quiere engañar y sigue corriendo”, comenzamos la bajada en dirección a la nevera, llevaba un rato notando algo raro en la barriga pero en esa bajada empezó a dolerme en serio, bajamos y empezamos a subir el Alt de la Nevera y el dolor cada vez era más fuerte me asuste ya que he oído a mucha gente que con estos problemas tiene que abandonar aunque yo nunca he pensado en abandonar nada, los gemelos volvían a ponerse duros aunque esta vez un poco menos, a buen ritmo llegamos al avituallamiento del Alt de la Nevera, intente comer un trozo de plátano pero era imposible no me entraba nada, así que saque otro gel y pa dentro, salimos del avituallamiento y allí estaba la solución a mi problema, un agujero perfecto para no separarme mucho de la pista y quitarme de encima el dolor de barriga, 5 minutos después era más ligero y casi sin dolor, jajaja, pero habíamos perdido mucho tiempo.
Venia el Marianet, aquí nunca he subido rápido porque hay un tramo que hay que escalar, pero con la ayuda de mis manos y el ritmo de Toni todo era fácil, la barriga parecía haberse calmado y los gemelos de nuevo estaban en su sitio, dos bajadas fuertes y comienza el camino de cemento que nos llevaba al avituallamiento, seguíamos corriendo y hablando, eso era muy buena señal me encontraba bien, fuerte, aquí es cuando te das cuenta que el entrenamiento lo es todo, llegamos al avituallamiento del Marianet, si hay un punto de inflexión en esta carrera es este avituallamiento ya que para mí a partir de ese momento es cuando empieza mi particular carrera, 20 km en las piernas y vienen las 3 subidas más determinantes, sobre todo la subida al Tio Cirera que siempre se me atraganta.
En el avituallamiento había mucha gente animando que siempre viene bien, habíamos llegado con 2 horas y 58 minutos un poco por encima del tiempo esperado pero hay estábamos fuertes y animados, comí medio plátano que me sentó de maravilla, salimos y Toni me dijo “ahora tranquilos y a regular”, pillamos algo de tráfico y nos hizo ir un poco más lentos lo cual me vino de lujo para recuperarme al 100%, cuando me di cuenta ya estábamos arriba y no me había desgastado nada, empezamos a bajar y a adelantar a gente, eso me estaba animando mucho, llegamos al avituallamiento más esperado por todos en la VTF ya que aquí la norma es Longaniza de Pascua y Cerveza, termine el suero que llevaba en una botella y la tire, un señor me dijo que si quería llenar la botella que había tirado, le dije que no que con el Soft Flash tenía bastante, encarábamos la subida al Cirera cuando me di cuenta que el Flash se había despegado y estaba perdiendo toda el agua, aunque al chorrearme me estaba refrescando, cuanto me acorde de la botella que acababa de tirar, Toni me dijo que no me preocupase que llevaba agua para los dos, comenzamos a subir a un ritmo buenísimo y adelantando a gente para que no nos retrasase aunque al llegar a las escaleras tuvimos que hacer cola, es lo que tiene estas escaleras. Al igual que en la anterior subida estaba arriba y no me había enterado, pensé para mí mismo Joder que fuerte me encuentro, continuábamos bajando y cresteando, no quería levantar la mirada del suelo ya que ese tramo es el más peligroso en cuanto a torcerte el tobillo, llegamos hasta un grupo de gente y cuál fue mi sorpresa al ver que Javi era uno de ellos, pensé vaya una mierda Javi esta con problemas pobre.
Me puse a gritarle pero de nuevo no me oía los auriculares serán buenos pensé porque con estos gritos me oyen hasta en Fondeguilla, cuando pudimos adelantamos hasta llegar a él y Toni consiguió que nos viese, le pregunte y me dijo que otra vez estaba mal pero que la terminaba seguro, después de un ratito con ellos les adelantamos ya que nuestro ritmo era mayor, bajamos al avituallamiento de Aiguamolls, todo iba perfecto, esta vez piernas, corazón y cabeza iban al mismo ritmo, me moje las piernas con las esponjas y cubos de agua que siempre hay en este avituallamiento y enfilamos a subir el Rodeno, Toni tiraba con fuerza estábamos corriendo a un ritmo bestial para ser el km que era, conseguimos subir todo el Rodeno corriendo y bajar hasta el Coll del Garrut como nunca hubiese imaginado, allí en al avituallamiento rellene el Flash pero ya se salía a chorros, a un médico improvisado le pedí una tirita para tapar el agujero pero no la hubiésemos podido poner ya que estaba todo mojado y Toni seguía diciéndome que con su agua sobraba para los dos.
Mire la señal del cruce y dije: “por fin la mejor subida de toda la carrera, el PIPA, Toni, este año lo he subido tantas veces que parece mi casa” llevaba varios km disfrutando a tope pero aquí sabía que podría tener el orgasmo total. Enfilamos como dos locos para arriba, me encontraba fuerte sin dolores y consciente ya de que acabaríamos la carrera con un gran tiempo, cuando faltaba poco para llegar arriba sorprendentemente para mi Toni se giró y me dijo “PARA”, me quede alucinado, saco el botellín y me dijo bebe, creo que no era consciente que quedaban escasos 100 metros para llegar arriba, pero le hice caso pare y bebí, todavía no había tragado el agua cuando me dijo ala hasta arriba.
Coronamos el Pipa otra vez sin enterarnos, jajaja somos dos toros pensaba por dentro, ya solo queda bajar a la acequia y a meta, pero esta bajada no es como las demás, aquí como no te queden fuerzas lo pasas mal de cojones, por fin abajo, esto ya está hecho, me miro serio y dijo, ahora a trotar y ni se te ocurra parar en el avituallamiento. Ya trotando me di cuenta que el cuádriceps derecho estaba molestándome pero Toni hacia lo posible para que no pensara en nada más que en llegar a meta, me pregunto que si ya había pensado la forma en que lo iba a celebrar y le conteste que dándole un beso en los morros, riéndonos llegamos a Fondeguilla y ahora sí que si estaba todo terminado, en una de las calles encontramos a Maset que ya llevaba más de una hora esperando, menudo bestia había quedado el 1º de veteranos y 13 en la general, faltando unos metros me pare a esperar a Toni que estaba hablando con Maset y como ya habíamos hablado que no entraríamos juntos le dije que por lo menos entrara delante que se lo merecía.
Así lo hicimos cruzamos la meta uno detrás del otro con un tiempo para mí de 5:13:58, 100 en la general que no está nada mal pensando que éramos 450 y 24 de mi categoría.
Qué grande es esta carrera ya estoy esperando al año que viene para volver a hacerla, mientras me entretendré preparando mi próximo reto:
UTR-100 esta va a ser lo Maximo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentaris Facebook

Crònica de la Volta al Terme de Fondeguilla, per Marc Antoni

Este dissabte passat vaig tindre el plaer de acompanyar a un bon amic en una bona carrera, dos circunstàncies que poques vegades es donen i per això no hi ha que deixarles passar. En la Volta al Terme de Fondeguilla, com no tenia bones sensacions, estava tocat dels bronquios i encara hem feia mal el genoll dels collons, no sabia que fer, i al dir-me Marc que si anavem junts no ho vaig dubtar molt.

Ha escrit una crònica sublime amb tot tipus de detall, deixant-me a mi amb quasi res que contar, tan sols afegir que també estaven amb mi més gent del Papelo i de Canals i L’Alcudia de Crespins, Jesús, Fernando Català i el Macareno, que me consta que van disfrutar i van patir a parts iguals. Micó i Navalón que van acabar sobrats i molt contents pese a lo dura que es la carrereta, i Maset, que dir de este home, primer de veterans, tan sols 12 xiquets van entrar davant d’ell, i això que no tenia bones sensacions. Antonio Requena

A continuació transcric la crònica de Marc Antoni Cerdà:

Este Sábado tocaba la carrera más esperada del año, la carrera que más me hace disfrutar por su dureza, el buen trato de su gente y porque trascurre por la montaña donde más me gusta entrenar, esta es la VTF VOLTA AL TERME FONDEGUILLA.

Hoy voy a empezar mi crónica por el final ya que en esta ocasión opino que es más importante los agradecimientos que la carrera en sí.
Como siempre empezar por mi mujer y mi hijo que me ayudan cada día a conseguir lo que me propongo.
Agradecer todo el apoyo que me da ese gran equipo al que tengo la suerte de pertenecer OBJETIVO FINISH, y en especial a esas dos personas que están formando gran parte de mi vida deportiva JOSE RAMON “PERNIL” por toda la labor que está haciendo para que nuestros entrenamientos sean lo más adecuados a cada uno y hacernos ver de lo que somos capaces y al gran PACO “TABASCO” por acompañarme en mis entrenamientos, esas tardes de series donde me ata con una cuerda para que no me desmadre, esas mañanas de montaña que tan bien nos organiza y tanto se preocupa semana tras semana de que estén las sendas en su sitio para que cuando vayamos sea todo perfecto, UN GRAN ABRAZO A TODOS.

Por último el más importante la persona que me metió en este mundo de la montaña y que tanto me enseño el sábado durante la carrera, mi gran amigo ANTONIO REQUENA LOPEZ.
Sábado 30 de Mayo, suena el despertador son las 3:15 de la madrugada después de una semana muy rara he dormido como un tronco, estoy más que preparado para afrontar uno de mis retos “conseguir la VTF en 5 horas”.

Me levanto de un salto y enfilo la cocina a prepararme el desayuno, otra vez como en casi todas las carreras el estómago cerrado sin nada de ganas de comer aun así me tomo un zumo y dos galletas, visita al baño y ya aseado revisión de material, lo tengo todo ya puedo hacer marcha. Llego a Fodeguilla pronto son las 5 menos algo retiro el dorsal, el chip y a tomarme algo al bar, ya que estoy en zona de “CREMAETS” pues uno pa mí, allí empiezo a ver gente conocida, el gran ANTONIO MATA, y a dos conocidos de mi pueblo, una vez liquidado el “cremaet” me dirijo al coche a cambiarme y comenzar a calentar, antes de llegar al coche me encuentro con los PAPELO, y ya me quedo con ellos, subiendo a la salida les comento que voy a calentar un poco, unos 15 minutos calentando y a la salida, nos metemos al corralito y les comento “vamos a ponernos los primeros”, así lo hacemos me coloco en primera línea a empujones con los de Mur i Castell, a falta de dos minutos le comento a mi amigo Antonio: Como vas a hacer la carrera?, me contesta que no lo tiene claro y le propongo hacerla juntos, me contesta OK aunque vas a tener que ir esperándome, jajaja, en ese mismo momento me dio la alegría más grande que podía tener, por fin una de las cosas que más deseaba, hacer una carrera con mi gran amigo.

Faltando 30 segundos nos hacen adelantarnos unos metros y llegar hasta la cinta de salida ahí es cuando le digo a Maset, por favor ponte tú el primero así no te molestare en la salida.
6 en punto comienza la VTF 2015, la estrategia era salir lo más rápido posible y cubrir los 2 primeros km en el menor tiempo así poder entrar a la senda bien colocado y no pillar atasco, JODER de que pasta está hecha la gente que gana las carreras, yo he salido como una bala hago los 2 km a 3:50 y hay más de 50 personas que ya me sacan medio km, nos metemos en la senda y comienza una de las subidas más fuertes el MURO, el nombre lo dice todo, 30 metros de subida y veo a Javi que me adelanta, no lo había podido ver en la salida, le grito pero no me oye, lleva los auriculares puestos, me estiro un poco y le toco la espalda, se gira nos saludamos y le deseo suerte, el ritmo era fuerte y no dio tiempo a nada más, la estrategia era bajar el ritmo en esta subida y empezar a regular hasta encontrarme cómodo, “UNA MIERDA PARA MI”, cuando vas en esos grupos la gente te lleva y una de dos o vas como ellos o te apartas, ni de coña nos íbamos a apartar así que desbocados como dos caballos Toni y yo tiramos para arriba a ver qué pasa.

Una vez coronado el MURO y subiendo a la Penya Migdia me gire y vi que llevábamos pegado a Julia Font, madre mía como corre esa chica, en cuanto pudimos nos apartamos y la dejamos pasar, en ese momento Toni me dijo que a esa marcha bajábamos de las 5 horas seguro, seguimos tirando como bestias por lo menos para mí y cuando llegamos a L´Ereta le dije “esto es flipante, llevamos 58 minutos y ya estamos aquí”, todo estaba pasando demasiado rápido, el corazón me iba por un lado, la respiración por otro, las piernas entre medias y la cabeza ni sabía dónde, le comente “Toni o bajo al 50% o voy a reventar”, me contesto si, vamos a bajar que este ritmo es incluso fuerte para mí, bajamos el ritmo y empecé a darme cuenta de que algo no funcionaba bien, los gemelos eran dos bolas grandes, duras como las piedras que estaba pisando, pensé MIERDA estoy pagando el ritmito del principio, seguí corriendo y decidí tomar un gel a ver si me solucionaba algo. Toni seguía marcando un ritmo bueno y esperándome de vez en cuando, podía aguantarlo aunque era por encima de mis posibilidades pero había que arriesgar.
Un rato después los gemelos se habían relajado, entre que el ritmo era más asequible, que se podía correr y algo que habría hecho el gel todo parecía volver a su sitio.

En este tramo de la carrera sucedió una anécdota que no quiero dejar sin contar, de repente oímos una voz por detrás “sols aigua, sols aigua, no vuic ningún condumio mes”, era un chaval que a distancia le estaba diciendo a su mujer que cuando llegase a ella le preparase agua como si fuese el mismo KILIAN, se colocó entre nosotros dos y después de beber tiro la botella a la montaña como un bidón de ciclista y volvió a gritar “Víctor, Víctor, que no se quede la botella ahí”, nos miramos y no podíamos aguantarnos la risa, joder esto es tomarse en serio una carrera y lo demás tonterías.
Seguimos adelante y venia la parte donde rodeas Artana y Eslida, estaba corriendo no me lo puedo creer es la primera vez que en esa zona puedo correr, lo comente con Toni y me contesto, “Marc tu cabeza te está diciendo que camines pero no le hagas caso que te quiere engañar y sigue corriendo”, comenzamos la bajada en dirección a la nevera, llevaba un rato notando algo raro en la barriga pero en esa bajada empezó a dolerme en serio, bajamos y empezamos a subir el Alt de la Nevera y el dolor cada vez era más fuerte me asuste ya que he oído a mucha gente que con estos problemas tiene que abandonar aunque yo nunca he pensado en abandonar nada, los gemelos volvían a ponerse duros aunque esta vez un poco menos, a buen ritmo llegamos al avituallamiento del Alt de la Nevera, intente comer un trozo de plátano pero era imposible no me entraba nada, así que saque otro gel y pa dentro, salimos del avituallamiento y allí estaba la solución a mi problema, un agujero perfecto para no separarme mucho de la pista y quitarme de encima el dolor de barriga, 5 minutos después era más ligero y casi sin dolor, jajaja, pero habíamos perdido mucho tiempo.

Venia el Marianet, aquí nunca he subido rápido porque hay un tramo que hay que escalar, pero con la ayuda de mis manos y el ritmo de Toni todo era fácil, la barriga parecía haberse calmado y los gemelos de nuevo estaban en su sitio, dos bajadas fuertes y comienza el camino de cemento que nos llevaba al avituallamiento, seguíamos corriendo y hablando, eso era muy buena señal me encontraba bien, fuerte, aquí es cuando te das cuenta que el entrenamiento lo es todo, llegamos al avituallamiento del Marianet, si hay un punto de inflexión en esta carrera es este avituallamiento ya que para mí a partir de ese momento es cuando empieza mi particular carrera, 20 km en las piernas y vienen las 3 subidas más determinantes, sobre todo la subida al Tio Cirera que siempre se me atraganta.

En el avituallamiento había mucha gente animando que siempre viene bien, habíamos llegado con 2 horas y 58 minutos un poco por encima del tiempo esperado pero hay estábamos fuertes y animados, comí medio plátano que me sentó de maravilla, salimos y Toni me dijo “ahora tranquilos y a regular”, pillamos algo de tráfico y nos hizo ir un poco más lentos lo cual me vino de lujo para recuperarme al 100%, cuando me di cuenta ya estábamos arriba y no me había desgastado nada, empezamos a bajar y a adelantar a gente, eso me estaba animando mucho, llegamos al avituallamiento más esperado por todos en la VTF ya que aquí la norma es Longaniza de Pascua y Cerveza, termine el suero que llevaba en una botella y la tire, un señor me dijo que si quería llenar la botella que había tirado, le dije que no que con el Soft Flash tenía bastante, encarábamos la subida al Cirera cuando me di cuenta que el Flash se había despegado y estaba perdiendo toda el agua, aunque al chorrearme me estaba refrescando, cuanto me acorde de la botella que acababa de tirar, Toni me dijo que no me preocupase que llevaba agua para los dos, comenzamos a subir a un ritmo buenísimo y adelantando a gente para que no nos retrasase aunque al llegar a las escaleras tuvimos que hacer cola, es lo que tiene estas escaleras. Al igual que en la anterior subida estaba arriba y no me había enterado, pensé para mí mismo Joder que fuerte me encuentro, continuábamos bajando y cresteando, no quería levantar la mirada del suelo ya que ese tramo es el más peligroso en cuanto a torcerte el tobillo, llegamos hasta un grupo de gente y cuál fue mi sorpresa al ver que Javi era uno de ellos, pensé vaya una mierda Javi esta con problemas pobre.

Me puse a gritarle pero de nuevo no me oía los auriculares serán buenos pensé porque con estos gritos me oyen hasta en Fondeguilla, cuando pudimos adelantamos hasta llegar a él y Toni consiguió que nos viese, le pregunte y me dijo que otra vez estaba mal pero que la terminaba seguro, después de un ratito con ellos les adelantamos ya que nuestro ritmo era mayor, bajamos al avituallamiento de Aiguamolls, todo iba perfecto, esta vez piernas, corazón y cabeza iban al mismo ritmo, me moje las piernas con las esponjas y cubos de agua que siempre hay en este avituallamiento y enfilamos a subir el Rodeno, Toni tiraba con fuerza estábamos corriendo a un ritmo bestial para ser el km que era, conseguimos subir todo el Rodeno corriendo y bajar hasta el Coll del Garrut como nunca hubiese imaginado, allí en al avituallamiento rellene el Flash pero ya se salía a chorros, a un médico improvisado le pedí una tirita para tapar el agujero pero no la hubiésemos podido poner ya que estaba todo mojado y Toni seguía diciéndome que con su agua sobraba para los dos.

Mire la señal del cruce y dije: “por fin la mejor subida de toda la carrera, el PIPA, Toni, este año lo he subido tantas veces que parece mi casa” llevaba varios km disfrutando a tope pero aquí sabía que podría tener el orgasmo total. Enfilamos como dos locos para arriba, me encontraba fuerte sin dolores y consciente ya de que acabaríamos la carrera con un gran tiempo, cuando faltaba poco para llegar arriba sorprendentemente para mi Toni se giró y me dijo “PARA”, me quede alucinado, saco el botellín y me dijo bebe, creo que no era consciente que quedaban escasos 100 metros para llegar arriba, pero le hice caso pare y bebí, todavía no había tragado el agua cuando me dijo ala hasta arriba.

Coronamos el Pipa otra vez sin enterarnos, jajaja somos dos toros pensaba por dentro, ya solo queda bajar a la acequia y a meta, pero esta bajada no es como las demás, aquí como no te queden fuerzas lo pasas mal de cojones, por fin abajo, esto ya está hecho, me miro serio y dijo, ahora a trotar y ni se te ocurra parar en el avituallamiento. Ya trotando me di cuenta que el cuádriceps derecho estaba molestándome pero Toni hacia lo posible para que no pensara en nada más que en llegar a meta, me pregunto que si ya había pensado la forma en que lo iba a celebrar y le conteste que dándole un beso en los morros, riéndonos llegamos a Fondeguilla y ahora sí que si estaba todo terminado, en una de las calles encontramos a Maset que ya llevaba más de una hora esperando, menudo bestia había quedado el 1º de veteranos y 13 en la general, faltando unos metros me pare a esperar a Toni que estaba hablando con Maset y como ya habíamos hablado que no entraríamos juntos le dije que por lo menos entrara delante que se lo merecía.

Así lo hicimos cruzamos la meta uno detrás del otro con un tiempo para mí de 5:13:58, 100 en la general que no está nada mal pensando que éramos 450 y 24 de mi categoría.
Qué grande es esta carrera ya estoy esperando al año que viene para volver a hacerla, mientras me entretendré preparando mi próximo reto:
UTR-100 esta va a ser lo Maximo.

11218095_10153099937088692_7288858734839065261_o 11226202_10153099929643692_445208028224314607_o 11357098_10153099833763692_7745298616419619123_o 34VTFDSC_0212 34VTFDSC_0288 34VTFDSC_0289 10644765_10153099980718692_4749189157667978978_o 11057767_10153099936768692_7925359046227903204_o

Comentaris Facebook

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.