La localidad de Tavernes de la Valldigna quiere profundizar en el proyecto de la Vía Verde del tren entre Carcaixent y Dénia, y por eso su concejal de Urbanismo, Patrimonio y Fomento Local, Josep Llàcer, se ha reunido con la diputada de Movilidad Sostenible, Dolors Gimeno, para presentar el proyecto del tramo a su paso por el término municipal, un espacio ejecutado parcialmente.

La Vía Verde entre Carcaixent y Dénia se comenzó la legislatura pasada con la colaboración del área de Medio Ambiente de la Diputació de València. Una Vía Verde proyectada por el antiguo trazado del tren Carcaixent-Gandia-Dénia, que unió estas localidades hasta el año 1974. El itinerario, de una longitud total de 66 kilómetros, implica a los núcleos poblacionales de Alzira, la Barraca de Aigües Vives, Benifairó de la Valldigna, Tavernes de la Valldigna, continuará por la comarca de la Safor, y servirá de nexo de unión entre Oliva y el norte de la demarcación de Alicante.

La diputada de Movilidad Sostenible, Dolors Gimeno, ha explicado que la vía “es un elemento de vertebración que facilitará la conexión entre los pueblos con respeto por el medio natural que encaja en el modelo de movilidad saludable que impulsamos desde la Diputación”.

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.