La Diputació de València, a través del área de Igualdad dirigida por la diputada Eli García, ha celebrado el I Foro Fem-Dipu de Economía de los Cuidados, en el que se ha analizado la situación actual de un sector en auge debido al envejecimiento de la población, fundamental para el bienestar de la sociedad, pero a su vez poco valorado. Alcaldes, concejales y técnicos de los ayuntamientos de La Hoya de Buñol, La Serranía, El Rincón de Ademuz y Requena-Utiel han sido los destinatarios de este primer seminario.

Los expertos que han intervenido a lo largo de la jornada, que se ha desarrollado por videoconferencia desde el Salón de Plenos de la Diputació, han realizado un diagnóstico del estado en el que se encuentra la economía de los cuidados, para acabar hablando de diferentes propuestas encaminadas a  ofrecer una solución laboral a las trabajadoras de este mercado, mayoritariamente mujeres.

El vicepresidente Carlos Fernández Bielsa ha abierto el seminario destacando “el papel clave que deben jugar las administraciones locales para liderar la respuesta a esas mujeres, lo que sin duda propiciará más igualdad, mayor protección social y mayor bienestar”.

Por su parte, la diputada de Igualdad Eli García se ha referido al sector de los cuidados “como la gran actividad económica olvidada, no reconocida por la sociedad y, en la mayoría de los casos, no remunerada, por lo que resulta fundamental dar soluciones”.

La primera de las ponentes, la doctora en Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid Mª Ángeles Durán, ha alertado del desafío al que se deben enfrentar las Administraciones Públicas para los próximos años. “La inmensa mayoría del cuidado no está monetizado. Para sacarlo a la luz, el Estado debería acometer un enorme esfuerzo. Hay que ser conscientes de que se trata de toda una revolución en nuestra economía”.

Otra de las expertas destacadas de la jornada ha sido la catedrática de Análisis Económico María Luisa Moltó, quien considera que toda respuesta pasaría por “garantizar el cuidado como un derecho, considerarlo un bien público. Sería un error verlo como un gasto inasumible y se debe articular desde lo público, mediante empleo público”.

Otra de las soluciones que se han debatido en el foro ha sido la búsqueda de fórmulas de asociacionismo empresarial y cooperativismo, con el ejemplo de éxito de la cooperativa Gestalmur.

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.