Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Carlos Mazón anuncia la bonificación del 99% del impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para reactivar la economía y evitar renuncias a herencias.

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, ha dado a conocer una importante medida fiscal que busca aliviar la carga impositiva sobre las sucesiones y donaciones en la Comunitat Valenciana. El Consell ha aprobado de forma unánime el inicio de la tramitación urgente de un proyecto de ley para bonificar el impuesto en un 99%, con efectos desde el 28 de mayo de 2023.

Esta medida permitirá que las herencias y donaciones destinadas a hijos e hijas, cónyuges, padres y madres queden exentas prácticamente de impuestos. Carlos Mazón ha argumentado que este tributo supone un “grave perjuicio económico” para muchas familias, que se ven obligadas a hacer frente a su pago sin obtener un beneficio económico real en su patrimonio.

El impuesto sobre Sucesiones y Donaciones es conocido por gravar las transmisiones del patrimonio, lo que lleva a una doble tributación de los bienes y rentas que ya han sido gravados previamente. Con la bonificación del 99%, el presidente de la Generalitat asegura que se evitará que las personas contribuyentes tengan que pagar dos veces por el esfuerzo y el sacrificio de toda una vida.

Además de aliviar la carga económica de las familias, Mazón ha destacado que la eliminación del impuesto contribuirá a frenar las renuncias de herencias que se han incrementado significativamente en los últimos años. Durante el primer trimestre de 2023, se ha registrado un aumento del 24% en las renuncias a herencias en la Comunitat Valenciana, lo que ha llevado a 1.558 valencianos a renunciar a su patrimonio. Durante la pasada legislatura, este número ascendió a 20.862 renuncias en toda la región.

El presidente también ha resaltado que la supresión del impuesto impulsará la reactivación económica al poner en el mercado el patrimonio, en su mayoría inmobiliario, y alentar el ahorro y la inversión. Junto con la reducción del gasto político, esta medida compensará los efectos sobre los ingresos públicos y contribuirá al desarrollo económico de la Comunitat Valenciana.

En otra línea de acción, el Consell ha aprobado una reestructuración de la composición y estructura de las distintas conselleries con el objetivo de reducir el gasto político. Se prevé una reducción de 55 a 46 en el número de consellers, secretarios autonómicos y subsecretarios, lo que supondrá un ahorro estimado de 3 millones de euros durante la legislatura. Además, se optimizará el sector público y se reducirá el número de directores generales y personal eventual.

La nueva estructura busca aumentar la eficiencia del gobierno autonómico y centrar los esfuerzos en el impulso de la economía y el bienestar de los ciudadanos.

Con esta noticia, Carlos Mazón marca el inicio de la XI legislatura de la Comunitat Valenciana con importantes medidas económicas que buscan beneficiar a las familias y fortalecer la recuperación económica en la región.

Sé el primero en comentar

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.