El Hospital de Alzira recupera la demora quirúrgica anterior a la pandemia

El Hospital de Alzira recupera la demora quirúrgica anterior a la pandemia

  • El centro alcireño ha conseguido reducir en 86 días la demora quirúrgica ocasionada por las medidas preventivas impuestas por el coronavirus 
  • En la actualidad, el Hospital de la Ribera cuenta con la cifra de pacientes en espera de una operación más baja de los últimos cinco años

Alzira (20.07.21). El Hospital Universitario de la Ribera ha recuperado la demora quirúrgica con la que contaba en los años anteriores a la pandemia por coronavirus, situándose en una media de 65 días de espera.

Así, desde que se pudiera retomar la actividad quirúrgica tras los peores meses de pandemia, el Hospital de Alzira ha conseguido reducir en 86 días la demora quirúrgica que las medidas preventivas impuestas por el coronavirus, con restricción de acceso a los centros sanitarios y el aplazamiento de las intervenciones no urgentes ni preferentes, había generado.

Además, cerca de 800 personas han salido de la lista de espera al ser operadas en los últimos meses, de manera que, en la actualidad, el Hospital de la Ribera cuenta con la cifra de pacientes en espera de una operación más baja desde el año 2017.

Cabe destacar, en este sentido, que en los últimos cuatro meses las intervenciones quirúrgicas se han incrementado en el centro alcireño en más de un 110% con respecto a los primeros dos meses del año, el peor momento que la pandemia ha generado a nivel asistencial en el Hospital de Alzira.

Según ha destacado el coordinador del Área Quirúrgica del Hospital Universitario de la Ribera, Dr. José Emilio Llopis, “estamos realizando un enorme esfuerzo por retomar toda la actividad quirúrgica que se ha visto retrasada y el haber logrado reducir la demora a los niveles que teníamos en los años anteriores al inicio de la pandemia, es un hito de nuestros profesionales que no podemos dejar de reconocer”.

“En cualquier caso -ha continuado el Dr. Llopis-, cabe destacar que los quirófanos del Hospital de Alzira se han mantenido activos incluso en los momentos más difíciles de la enfermedad, para operar patologías urgentes y graves, como patologías oncológicas, que no podían esperar, por suponer un riesgo vital para el paciente o porque su aplazamiento podía repercutir seriamente en su calidad de vida”. 

Por su parte, la gerente del Hospital Universitario de la Ribera, Dra. Liliana Fuster, ha querido agradecer “el esfuerzo de coordinación que está suponiendo el volver a la actividad quirúrgica prepandémica, retomando intervenciones aplazadas, sin que, por ello, se incremente el número de pacientes en lista de espera, así como el trabajo y dedicación de los profesionales que integran los equipos quirúrgicos con los que contamos y, por descontado, del resto de trabajadores, como las plantillas de las plantas de hospitalización, sobre los que también está repercutiendo el incremento de las intervenciones quirúrgicas”.

Asimismo, la Gerente del Hospital de Alzira ha señalado que “esta recuperación de la actividad quirúrgica demuestra la capacidad de respuesta que tiene el sistema sanitario público incluso en los momentos en los que causas externas, como la epidemia de coronavirus, desafían su sostenibilidad”.