La Diputació amplía a toda su plantilla la opción del trabajo a distancia para prevenir la propagación de la pandemia

La Diputació de València amplía a toda su plantilla la opción del trabajo a distancia para prevenir la propagación de la pandemia. Así lo recoge la nueva instrucción emitida por la diputada de Personal, Pilar Molina, y consensuada con el Comité de Seguridad y Salud y la Mesa General de Negociación, que se aplicará de forma gradual a partir del lunes 18 de enero. Entre las medidas acordadas destaca la inclusión de los jefes de servicio en los turnos de trabajo no presencial y la decisión de que los empleados que residan en municipios con cierre perimetral desempeñen sus funciones desde sus casas.

La Diputació, que fue pionera en el teletrabajo antes del inicio de la pandemia, implementando un sistema que se puso a prueba con éxito durante los meses más complicados del primer estado de alarma decretado por el Gobierno central, no ha registrado hasta la fecha ningún brote laboral de contagio de la COVID-19.

En esta línea, la intención de la corporación con la ampliación del teletrabajo de forma indefinida es evitar en la medida de lo posible el riesgo de transmisión, garantizando el funcionamiento de los servicios prestados, y reforzar los grupos burbuja en los turnos presenciales, que se mantienen en el 50% de una plantilla de 1.200 empleados.

Turnos rotatorios

La instrucción acordada este viernes tiene por objeto establecer los criterios generales para implementar transitoriamente turnos de trabajo en los diferentes servicios de la Diputació de València. Estos servicios se organizarán en dos turnos semanales con carácter rotatorio. Los grupos estarán integrados, aproximadamente, por el 50% de los efectivos y se alternarán semanalmente de forma presencial y mediante fórmulas de trabajo a distancia sin que ello suponga merma alguna en la prestación del servicio, como viene sucediendo desde que se implantó el trabajo a distancia.

La composición de los grupos deberá mantenerse inalterable y los jefes de servicio, que también entran en las rotaciones, serán los encargados de comunicar cualquier cambio, así como las tareas y dedicación de los empleados que estén bajo su responsabilidad al Departamento de Personal que dirige la diputada Pilar Molina.

Durante los turnos de prestación del servicio mediante la modalidad de trabajo a distancia se aplicarán las mismas condiciones de permanencia en el puesto que en la modalidad presencial, pudiéndose establecer porcentajes de trabajo a distancia diferentes en aquellos departamentos en los que resulte esencial garantizar su actividad.

La mayor parte de las aplicaciones corporativas son accesibles a través de la intranet sin necesitar acceso mediante VPN, aunque en cualquier caso la institución garantiza las aplicaciones informáticas necesarias para desarrollar el teletrabajo en condiciones óptimas a sus empleados.

Reuniones por videoconferencia

Con carácter preferente, las reuniones entre personal de distintos centros de trabajo se celebrarán mediante videoconferencia. Asimismo, en la medida de lo posible se evitarán las reuniones que impliquen desplazamientos a otras localidades. Igualmente, se suspenderán todos aquellos viajes de trabajo que puedan solventarse mediante llamada telefónica o videoconferencia. También los órganos técnicos de selección y las entrevistas en los procesos selectivos se realizarán por vía telemática siempre que el contenido a tratar lo permita.

La intención del área de Administración General que dirige la diputada Pilar Molina es regular el trabajo no presencial en la corporación provincial atendiendo no solo a situaciones de emergencia, sino a las ventajas que el teletrabajo puede tener en el funcionamiento diario de la institución. En palabras de Pilar Molina, “no hablamos solo de una medida de conciliación de la vida familiar y laboral, sino de una oportunidad para avanzar en la modernización de la Diputación y la mejora de los servicios que presta a ayuntamientos y personas”.

Las últimas medidas acordadas, que sustituyen a las dictadas a principios de noviembre, se aplicarán de forma progresiva entre el 18 y el 22 de enero y tendrán carácter indefinido hasta que la Diputación acuerde una nueva instrucción que las modifique o deje sin efecto, atendiendo a la evolución de la pandemia.

Comenta la noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.