La Guardia Civil procede contra ocho personas dedicadas a estafar mediante la conocida técnica de “Cartas Nigerianas”, a nivel nacional e internacional

La Guardia Civil procede contra ocho personas dedicadas a estafar mediante la conocida técnica de “Cartas Nigerianas”, a nivel nacional e internacional

  • En el marco de la operación “STAMPU” el Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil de Valencia ha procedido a la investigación de 8 personas, por los delitos de estafa y  blanqueo de capitales
  • Los investigados consiguieron estafar a numerosas víctimas de distintos países
  • Para el esclarecimiento de los hechos se ha contado con la colaboración de Europol e Interpol, junto con las autoridades policiales de los países de origen

22 de abril de 2021.-

En el marco de la Operación “STAMPU” el Equipo de Delitos Económicos (EDITECO) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Valencia ha procedido a la investigación de ocho personas de origen nigeriano, español, brasileño y rumano de edades comprendidas entre los 30 y 60 años de edad, como presuntos autores de los delitos de estafa y blanqueo de capitales. 

Las investigaciones se iniciaron  en marzo del año 2020 con motivo de la aprehensión de numerosa documentación y efectos intervenidos con motivo de la explotación de una operación previa (denominada RISALA) también por estafa y blanqueo de capitales, empleando el mismo método y en el que llegaron a estafar hasta 20 millones de euros a víctimas de todo el mundo.

Modus Operandi

Las víctimas nacionales de Alemania, República Checa, China y Rusia, fueron contactadas por correo electrónico simulando el cobro de una cuantiosa herencia, el faso enamoramiento o el supuesto premio de lotería, para posteriormente solicitarles ingresos de dinero en concepto de pago de tasas o impuestos con el objetivo de poder cobrar cantidades más grandes, o con la promesa de devolución en caso del enamoramiento.

Tras ser embaucado durante un largo periodo de tiempo, el perjudicado realizaba el envío de dinero, el cual era inmediatamente dispuesto en una sucursal de España por los que ejercían el rol de “mula”, para proceder a su entrega al siguiente eslabón de la organización, en este caso un ciudadano de nacionalidad nigeriana a cambio de un pequeño porcentaje del total de la transferencia.

La explotación de la operación se realizó el pasado día 13 de abril cuando se procedió a la investigación de los presuntos autores de los hechos, no obstante la investigación no se encuentra cerrada policialmente y se está a la espera de confirmación de otros hechos a través de los sistemas de cooperación policial y judicial existentes.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Ontinyent.